Sesiones infantiles y familiares
  • Cualquier edad de un niño es buena para hacer una sesión con ellos. Buscar un sitio apropiado o en casa, en el caso de bebés donde es más cómodo y se pueden captar momentos cotidianos, que son tan especiales para los papás. Siempre aprovechando la luz natural y dejando que los niños jueguen, es una mezcla perfecta para la naturalidad que intento transmitir.
  • Como siempre el tiempo es indefinido y el número de fotos a entregar son las máximas posibles editadas.
  • Días antes de la sesión hablamos y concretamos detalles para crear momentos mágicos y personales.